Noticias

Gato secuestra a una familia en Portland, EE.UU.

Un gato de 10 kilos, llamado Lux, mantuvo encerrada a toda una familia en una habitación. Fue tan ‘grande’ el problema que sus dueños tuvieron que llamar a la policía para que los ayudara.

Todo comenzó cuando la gata arañó al bebé de 7 meses, entonces el padre pateó a la gata, pero ésta se puso mucho más agresiva, así que se encerraron en el cuarto. Cada vez que abrían la puerta la gata bufaba enojada. Finalmente la policía tuvo que intervenir. La familia decidió conservar el animal pero llevarla a terapia para superar los ataques de ira. La prensa local cubrió la noticia curiosa.

 

Noticias